viernes, noviembre 27, 2009

Algo sobre politicos

De derecha
Alma de banquero, corazón de piedra y ego indestructible conforman un coktail explosivo que se desata ni bien asumido su cargo
El político de derecha no tiene reparo a la hora de lograr sus objetivos, quien caiga en el medio es solo parte de un daño colateral, gusta de frases tales como…pagan santos por pecadores, la historia me dará la razón, son solo trascendidos y es parte de la campaña en nuestra contra.
Se ve realmente seducido por el poder por el solo hecho de poseerlo, tipo habilidoso, sabe dirigir su discurso para captar a los sectores mas pobres de la sociedad, prometiéndoles una forma de vida que el conoce bien, a sabiendas que jamás el pueblo la va a poder disfrutar.
Amigo y secuaz de lo peorcito de la sociedad suele terminar sus días en la soledad de alguna mansión llena de gente o en algún calabozo tipo spa en algún regimiento.

De izquierda
En los principios de la militancia se identifica con grandes héroes de la historia, en su imaginario Lenin y Stalin fueron el mejor proyecto de vida en el mundo. Ateo por naturaleza De Fidel y el Che Guevara adopta su imagen y deGimy Hendrix o luca prodam su actitud.
Generalmente se saca el sombrero con la vida en cuba pero no aguantaría más de un año en la isla bajo el régimen castrista.
Cuando de la militancia pasa a la conducción se mimetiza poco a poco con el resto de los políticos y cambia sutilmente su discurso revolucionario por uno mas acorde a los tiempos que corren. La intransigencia quedo lejos ya y los pasillos y oficinas de los estamentos gubernamentales le hacen conocer aspectos de la vida que en otro momento desmereció.
Su discurso difícilmente prenda en la sociedad tal cual es hoy y con los años olvida ciertos aspectos sociales y morales. Muchos de ellos en la vejes asumen un discurso belicoso y se centran en que el cambio se da solo por medio de las armas.
Entendemos que la real izquierda como tal dejo de existir en los años 30 en la argentina.

Sin bandera
Los hay de dos clases, el luchador social de por si, o el oportunista hábil. Este personaje logra ocupar un cargo tras otro a lo largo de su carrera, si trabaja para la gente lleva una vida austera, llena de alegrías cotidianas y grandes decepciones, si trabaja por el cargo cambia de partido político como de auto, hoy esta con la derecha porque quiere trabajar desde adentro, mañana esta con la izquierda porque necesitan un profesional con contactos en el empresariado y mañana esta con el centro porque todos sabemos que los extremos nunca fueron buenos.
El político sin bandera es una maquina de traicionar a los votantes, Gusta de hacerse ver en todos lados cual figureti, para el es lo mismo una cena de caridad en un club de barrio o un coktail en el hotel Alvear si puede sacar algún provecho con su asistencia.

Luchador social
Solo algunos elegidos pueden mantener esa convicción a lo largo de su vida, los de pura cepa vienen generalmente de la pobreza absoluta y no olvidan su condición de humildes ante las luces del éxito. Trabajan realmente para los demás, su alegría es el bien común y su objetivo se centra en los pilares de toda sociedad sana. La salud, la educación y la justicia.
Idealista si lo hay no descansara nunca mientras no logre cumplir con estas tres metas, estos personajes tan mal pagos tienen mucho trabajo por hacer y sus pequeñas alegrías son los grandes fracasos del stablishmen.


El operador
Este es real político, trabaja desde las sombras y fuera del marketing y los flashes.
Vive de reunión en reunión, es quien encera el piso para que los demás caigan, quien abre la lata a la cual entraran varias manos, el que organiza la reunión antes de la reunión, sabedor de los chanchullos de varios y siendo parte de ellos su silencio vale oro (literalmente) y su traición le cuesta la vida.
Sus armas letales son la diplomacia, el dinero y la mano de obra desocupada de alguna policía corrupta.
Este personaje suele ser banquero, dueño de algún diario u otro medio de incomunicación y goza del respeto de muchos de uno y otro lado, algunos lo respetan por no saber de su condición de garca y otros lo respetan por miedo a que abra la boca.

El asesor
Aunque muchos de ellos trabajan duro y hasta altas horas las mieles del éxito se las llevan sus jefes directos, mucho ñoqui del estado goza de este cargo por ser un trabajo que generalmente no marca tarjeta.
Gustan de formar comisiones para analizar lo obvio, arreglan pliegos de licitaciones para sus amigos o los de sus superiores.
Generalmente tienen dos o tres sueldos aunque esto este prohibido y se consideran a si mismos como una especie de gurú de la dirigencia actual, debemos decir en su favor que son también en cierta forma el fusible de los políticos, cargan con la culpa de algunos proyectos truncos que salieron de su cabeza y con la culpa de la necedad de sus superiores ante un proyecto realmente valioso.

1 comentario:

Lila Biscia es Lilus bla bla dijo...

Hola Pela!
Excelente descripción la que haces! Impresionante!
Yo trabajo en una facultad de la UBA y espantosamente me encuentro con cada uno de esos personajes que describis.
Es muy tremendo ver que aún en una institución académica, en donde se supone que las peleas se deberían dar por cuestiones de enseñanza o curricula, las disputas son solamente por una pequeña porción de poder.
Hoy en día no es Decano aquel con más capacidad intelectual o con ideas más inovadoras, sino aquel que sabe negociar mejor, y ni que hablar de los concursos de profesores o docentes.
Es la triste realidad.
Te felicito realmente por este post.
Un beso.