lunes, noviembre 29, 2010

Trailer LA HORA IDIOTA TV

La calidad del video es pedorra pero bue...son la cosas de youtube

video

lunes, noviembre 15, 2010

Leeme...

La última gran movilización masiva se llevo a cabo con la muerte del ex presidente, y vi a los mismos tipos que estaban en la línea de fuego, los que salieron a combatir el estado de sitio que pretendía imponer el gobierno de Frenando de la Duda….
Hace casi diez años el pueblo estaba en la calle movilizado, enojado, descreído hasta el hartazgo, sediento de justicia, con un grito en común, que reflejaba parte de la histeria y el porque de la historia, de los últimos cincuenta años.

El que se vayan todos, es imposible de por si. Fue otra vez no hacernos cargo.
Fue una queja, fue la catarsis por excelencia, fue un grito de desahogo que no conduce a ningún lado.

Duhalde gobernó algunos meses interminables para todos los que sabíamos que igual, nada iba a cambiar, para los que veíamos que estaban los mismos, con perfil mas bajo, pero todos atendiendo sus chanchullos.
En esas elecciones gana Néstor Kirchner en segunda vuelta y asi y todo, un porcentaje alto muy alto de la sociedad, voto nuevamente al modelo que lo empobreció, y sino miremos estas cifras….
Sobre un padrón de 25.480 440 electores solo el 79%, o sea 19.930.111, fueron los que cumplieron con su deber cívico.

De estos casi 20.000.000 de votantes

2.723.574 personas votaron al ARI de Carrio , o sea el 14.5 %

2.735.829 personas votaron al Frente Movimiento Popular Unión y Libertad de Adolfo R Saa , o sea el 14.11%

3.173.475 personas votaron a Recrear de Ricardo López Murphy , o sea el 16.37%

4.312.517 personas votaron al Frente para la Victoria de Néstor Kirchner, (me pregunto cuantos de ellos sabían pronunciar su nombre) o sea el 22.24%

4.740.907 personas votaron al Frente para la Lealtad de Carlos Menem o sea el 24.45%

Si hacemos una cuenta simple veremos que casi el 70% del electorado opto en primera vuelta por las mismas formulas y la misma gente que los estafo hasta niveles que solo en Argentina se pueden tolerar.
Ya solo este concepto da para horas de terapia colectiva!

Solo algo mas del 22% de la sociedad le dijo si a este proyecto.
Y esta ultima movilización demostró que ese 22% que voto hace siete años a un presidente que no conocía, hoy se transformo en casi un 70 % de aprobación a una gestión y una muestra del respeto de este pueblo ante la muerte de su nuevo líder, mientras fantasea con ser parte de un proyecto y un cambio.

Esa diferencia de casi un 50% de votos es la que perdieron todos ellos, Carrio, López Murphy, Rodríguez Saa, Menem.

Alguno de ustedes se imagina hoy un escenario de gobierno posible siquiera, de cualquiera de esos candidatos?

La operadora de Clarín estaría gobernando con más justicia que Cristina? Su gobierno retrotraeria a los niveles actuales la desnutrición en la argentina? Se juzgaría a los torturadores? Les pediría el ADN a los hijos de Ernestina?, nacionalizaría las afjp?

Rodríguez Saa hubiera dado la asignación familiar? Le hubiera pagado al FMI o le hubiera pedido prestado para salir de la crisis? Les estaría aumentando a los jubilados?
Cambiaria la ley de radio difusión? Podría haber campeado la crisis economica mundial?

López Murphy, estaría creando empleos? Construiría escuelas o Facultades privadas?
Repatriaría científicos? Se le pararía a los grandes medios? Le daría al televidente futbol gratis? seria elegido presidente de UNASUR? cerraría la Esma? Construiría casas?

Y cabe, esta pregunta……..
Es necesario hablar de lo que haría Menem?.....
Y si… Viendo los datos anteriores es necesario aclarar que si Menem hubiera vuelto a gobernar el país, hoy realmente no podemos dimensionar que hubiera pasado, con un pueblo al borde de una guerra civil y tipos como Rico, Seineldin y Patti operando para los sectores de poder para los cuales hoy, nos damos cuenta? operan Carrio, Burllrich, Macri, Duhalde y toda la caterva.

Y una pregunta mas….
En una mesa de negocios con presidentes como Evo Morales, Lula Da Silva, Chávez, Mujica, Correa, con cualquiera de los candidatos nacionales antes nombrados, que tan aislada estaría la Argentina del resto del continente?


Lo que mas les cuesta, lo que les da pánico real, es enfrentarse hoy a la triste realidad del ya desenmascarados , al pánico, cuando se vean en el espejo de los resultados de las próximas elecciones y vean diluidos sus espacios de poder, que les dieron en conjunto, los casi 13.000.000 de votantes que hoy perdieron.

miércoles, noviembre 03, 2010

papelitos de colores

El concepto es básico: como sociedad tenemos una convención para realizar las transacciones comerciales. Los papelitos de colores son el objeto de intercambio por un bien, producto o servicio, que puede ser utilizado en un nuevo intercambio sin perder su valor o posibilidad de ser reutilizado.

Los humanos tenemos cierta tendencia a acumular papelitos. Nos da seguridad, muchos creen que somos aquello o esto, de acuerdo a la cantidad de papelitos que tenemos. Los papelitos de colores son iguales según las regiones, y el color y la numeración, son las que le dan su valor en el mercado.

Pero básicamente están todos hechos de una forma y material similar, aunque algunos sirven para comprar cosas mas valiosas que otros; por papelitos trabajamos, transamos, matamos, nos prostituimos, enterramos nuestros ideales, damos la vida, entregamos nuestra carne…

¿Qué le da real valor a un billete? ¿El tesoro que respalda a quien emite la moneda o la necesidad de quien pretende tenerlo?

Porque cuando uno tiene muchos papelitos, están valuados en función a la utilización que les sean dados, pero cuando uno tiene muy pocos, estos pasan a estar valuados de acuerdo a necesidades especificas, las que les dan un valor agregado.

En definitiva, cuando tenés mucha plata, diez pesos no son nada, y cuando estas sin un mango diez pesos son un montón…

Con billetes se cubren, generalmente, las necesidades, y éstas están cubiertas por bienes y servicios.

Nadie puede comer billetes, pero con ellos se consigue la cena.

Uno que de la vida no sabía nada, un día planteo la loca idea de que todos los billetes deberían tener fecha de vencimiento, así habría que pasarlos a otro, antes que se venzan.

(A esta altura me pregunto si la inflación no es una forma sutil de darle vencimiento a una moneda) y así, mientras no estuvieran guardados en habitaciones cerradas, los papelitos no perderían significado ni valor.

Todo esto del comercio, que no se sabe si empezó con el cuerpo o la comida como objeto de intercambio y luego algunos de ellos pasaron a ser los metales y la sal, después las joyas y los billetes, el siglo XX se consagra como la era del plástico; y en el XXI, las transacciones se hacen en unas cajas de plástico y metal en las cuales los valores no se mueven, pero se transportan.

Sin embargo, en el siglo XX el sistema capitalista encontró la forma de quitarle el sentimiento de perdida, (el cual genera la culpa), a las transacciones comerciales.

La frase “el dinero se nos va de las manos”, ya no tiene tanto valor porque la tarjeta de crédito, el plástico, vuelve hacia nosotros intacto, casi imperturbable.

En ese momento, -y tan solo en ese momento- la sensación de haber dado algo a cambio por el bien o servicio adquirido no es tan grande, porque nuestro objeto de intercambio (el dinero, en este caso) no se nos va delante de nuestras narices.

Durante los ’90, en la argentina el manejo de la economía por parte de nuestros gobiernos y la incapacidad del pueblo de elegir a dirigentes que valgan la pena, hizo que ante la escasa circulación de papelitos de colores, vuelva gran parte de la sociedad a la forma primaria de transacción comercial: el trueque.

Cientos de miles de personas se volcaron a esta idea primitiva, tomando como valor de intercambio el producto a intercambiar, por otro producto de intercambio, que cubriera nuestra necesidad.

Quedo demostrado que esta forma de relación, producto-producto, generaba en las personas otro concepto que se extendía a las relaciones personales, porque el valor del producto a adquirir era proporcional a la necesidad que éste generaba.

Sólo que un día, alguien muy vivo o muy tonto, se le ocurrió emitir un bono, un maldito y miserable bono que corrompió el sistema y lo hizo fracasar.

De todos modos en el mundo de hoy sería imposible lograr transacciones, sin una moneda de valor nominal, por lo menos, bajo las condiciones actuales de relaciones comerciales, impuestas por distancias, tiempos, idiomas y culturas.

El dinero está asociado directamente con el placer, y este placer que nos genera el cubrir una necesidad primero, para luego ver que ante la abundancia de dinero, las necesidades van cambiando.

En el siglo veinte, se creó un concepto de venta distinto, y por ende se crearon nuevas formas de consumo, ya que las primeras formas de publicidad orientaban los productos a ciertos grupos de consumo de acuerdo a sus necesidades y estando estas ya cubiertas, se creó un nuevo paradigma publicitario:

“Compro porque puedo aunque no lo necesite”.

“Compro porque tengo con qué, porque ello me satisface”.

“Compro por quiero, porque esa compra cubre la falta de todo eso que no tengo, y que no puede ser comprado”.

Aprendieron que el valor de un producto puede ser impuesto, en conceptos de venta, hablándole al corazón del consumidor, más que a su intelecto.

El desafío en los tiempos que corren, es lograr que los gobiernos y las grandes corporaciones vean a las personas como ciudadanos, y no como consumidores.